¿¡Hasta cuándo!? Condenémos el maltrato animal

Acabo de leer la triste noticia de que a Salma Hayek le mataron a su perrito de un disparo al corazón a pito de nada. Llegó a su casa y estaba muerto. Horrible.

Esto salen en las noticias porque ella es famosa, pero en el mundo y en Chile (el país que nos compete) pasa mucho esto de que a alguien le molesta un animal y lo mata. No se cuántas veces he escuchado que le envenenaron el perro a alguien, que el gato apareció misteriosamente muerto, etc. También he leído  noticias que me dan pavor, como que se hacen matanzas masivas de perros callejeros, que hay imbéciles que hacen videos de youtube maltratando animalitos, e, incluso, que hace unos meses en el parque bicentenario alguien había dejado pedacitos de carne con clavos adentro… en verdad ¿cómo tan malos? ¿qué mierda tiene en la cabeza la gente que hace eso? Mi reacción inmediata a hechos como estos son un repudio infinito. La única razón válida en mi mente para eventualmente matar a otro ser vivo es autodefensa y claramente, estos casos no son autodefensa. Son actos de cobardía pura, de esos que se condenan como traición y con humillaciones en la guerra.

Igual repudio me causa la gente que caza “por deporte”, sin siquiera tener como fin alimentarse con el animal cazado, sino que sólo para tenerlo como un trofeo. Habría que proponerle a esa gente que por qué no mejor organizamos unos juegos del hambre y los cazamos a ellos como trofeo, a ver si les parece tan bonito.

El maltrato animal, al igual que el maltrato humano, simplemente NO ES ACEPTABLE y debería estar penado duramente por la ley. El planeta es tan suyo como nuestro y tienen tanto derecho a estar acá como nosotros.

¡¡Protejamos a nuestros amigos animales!! Repudiemos todo acto de violencia contra ellos. No nos quedemos sólo mirando. Si vemos algo que nos parece incorrecto, levantemos la voz. Ellos no pueden hacerlo.

Un abrazo,

N.

La dificultad de ser eco friendly

eco friendlyDesde que adopté a Totito, mi adorable can de 9 meses, me ha nacido un instinto protector y de amor hacia él y sus compañeros perrunos (y animales en general) que es lo más cercano al instinto maternal que conozco. De hecho, a mi me encanta viajar, ¡soy demasiado patiperra!… pero en enero me casé y me fui de luna de miel por solo 10 días y juro que sufrí no tenerlo cerca.

Totito es como mi hijo. No sé por qué, pero hizo que me surgiera una necesidad de volverme más animalista. Me horroriza la idea de que perritos y animalitos puedan sufrir porque queremos crear una crema o un shampoo nuevo.

Y a pito de eso empecé a revisar mis cremas y productos de belleza e higiene. Creo que el 90% era testeado en animales. Mi marca estrella hasta el minuto, Clinique, también testeaba. HORRORSSS!!
Entonces me puse a investigar qué marcas no testean. Y, obvio: son bien pocas. Y lo peor es que no sólo son las marcas de belleza las que testean: las pastas de dientes, los shampoos, el jabón, las toallitas y los tampones (ni me quiero imaginar qué hacen para testear eso!!), el detergente para lavar la ropa, el lavalozas!!!!! Estamos cagados!

Posteé algo sobre esto en mi facebook personal y una niña que cacho de una ex pega me dice: “Entre la huella de carbono, el animal testing y los químicos, una se va quedando sin nada que usar! Por ej, todas las bases de shampoo (por más Orgánico y Natural con jalea real y wachuleru) tienen glicerina, y la glicerina que es?? ta daaaaa… derivado del petróleo (…) Y si a esto le sumas el tema del sexismo en la publicidadad… una termina lavando los dientes con ceniza jajajajaja (AH NO! porque el fuego contamina en la RM)”.

Lamentablemente tiene razón. Es demasiado difícil ser verde. Yo con mis viajes no más debo tener una huella de carbono del porte del Everest, que dudo que se compense con reciclaje. Y me rehuso a dejar de lavarme los dientes, usar desodorante o toallitas.

¿Conclusión? Esto será más difícil de lo que creo. Pero igual empezaré de a poco, primer con el tema de usar menos cosas testeadas en animales.

¿Alguna de ustedes a tratado de hacer esto? ¿Les ha funcionado?

¡Ojalá me puedan contar!

Un abrazo,

N.

¡Ajá! ¿Así que quieres tener un cachorro?

cachorro 1Los cachorros son adorables. El que diga que no, definitivamente es bicho raro, lo siento. Porque esas cosas chicas, gorditas y peludas se ganan hasta al que no le gustan en los perros en general. Es que son tan tiernos!! Tan apretables!! A mi como que me da un pequeño ataque de histeria por ternura cada vez que veo uno jajaja

Entonces les pongo un escenario. Un día vas caminando por afuera de, digamos, esa tienda de animales que hay en el Parque Arauco,  y a tu útero se le salta un latido al ver uno de esos seres panzones, ¿no? Te derrites de ternura y nace la GRAN e impulsiva idea; ¿y si me compro o adopto un cachorro? ¡¡A mis niños les encantaría de regalo de navidad!!….ehhh STOP RIGHT THERE, MY FRIEND. Antes de decidir si vas a tener un perrito (o gato, pájaro o lo que sea) hay aspectos que analizar. Después de todo, es un ser vivo.

Para ver si estás listo para adoptar un can, he elaborado una pequeña lista de cosas a considerar sobre lo que te espera en la vida si adoptas. Revisémosla:

  1. El perro no va a ser siempre cachorro, ¿sabías? Ergo, no siempre va a ser así de tierno y regordete y  si lo adoptas, tienes que comprometerte a quererlo siempre, no sólo cuando sea tierno y chiquito. Es como si adoptaras un hijo: No pienses que devolverlo es una opción. Si vives en un departamento o un lugar chico puedes adoptar uno “acorde al tamaño de tu hogar” investigando sobre  razas, pero nada de andar dejando al perrito abandonado por ahí cuando crece porque “molesta mucho”, ¿ok?
  2. Los perros no son bienportados de una. Hay algunos más tranquilos y otros más malvadillos, pero en general sí, es probable que al principio hagan caca en la alfombra y mastiquen tus zapatos si los dejas tirados. Hay que enseñarles. Con PACIENCIA. Y sin maltratarlos. Y de nuevo, NADA DE ABANDONARLOS! Piensa que son como niños: ¿abandonarías a tus hijos si se portan mal? (más les vale que la respuesta a eso sea no!)
  3. Vas a tener que darle un espacio a tu perro, que sea suyo. Con camita y lugar para comer, ir al baño. Considera dónde lo vas a poner, porque después de que lo posiciones, lo más probable es que se acostumbre y vuelva al lugar donde lo pusiste la primera vez. Y ojo con que no se aun lugar donde pase frío o muera en el sol.
  4. A no ser que tengas un patio de varias hectáreas, el perro necesita que lo saques a pasear a diario, que juegues con él y, básicamente, que lo pesques. Eso incluye días en que te da lata, en que hace frío o mucho calor (igual en esos días es mejor sacarlos cuando la temperatura esté lo más decente posible). Considéralo una nueva obligación diaria si vas a adoptar un perrito ¿Estás dispuesto a hacerlo? (Ah! y ahora hay que recoger las cacas de los perros. Para eso venden unas bolsitas especiales que puedes andar trayendo junto a la correa)
  5. Los perros, al igual que los humanos, necesitan atención médica. Y lo básico es que lo lleves a las vacunas de cuando es cachorro (son como tres según recuerdo) y que cuando sea adulto le coloques la vacuna antirrábica y la óctuple una vez al año. La antirrábica de hecho es tu seguro legal en caso de que tu perro llegara a morder a alguien. Además, cada tres meses debes desparasitarlo (no sé si ahora hay otros antiparasitarios que se den en otro orden, ese es el que conozco yo. Pregunta a tu veterinario). Nada de esto es demasiado caro, pero hay que acordarse de hacerlo.
  6. Considera que si viajas mucho, eres muy dado a salir o trabajas largas horas, el perrito debe quedar en cuidado de alguien. Yo, por ejemplo, soy muy viajera y por eso la pensé mucho antes de adoptar un perrito, ya que no quería dejarlo solo. Por suerte, mi dilema no fue mucho, ya que tengo un círculo familiar que me ayuda cuando salgo, pero si tú no lo tienes y quieres adoptar, recuerda que existen servicios de petsitters que te pueden ayudar o le puedes pedir ayuda a amigos, pero es un punto a considerar.

Si revisaste estos puntos y estás dispuesto a asumir el compromiso, ok, adopta o compra a ese perro gordito y adorable que viste. Es probablemente la mejor desición que vayas a hacer en tu vida y tendrás un amigo fiel y amoroso por muchos años.

Si por otro lado, no está dispuesto a aceptar los puntos de la lista, mejor no adoptes. Al menos no aún.

Recuerden que adoptar un perrito es como adoptar un hijo. No es correcto pensar que si no te gusta lo puedes devolver.

Espero que este artículo los haya ayudado en su decisión de adoptar una nueva macota.

Un abrazo,

 

N.