Recoger la caca con glamour

image

Una tarea poco agradable que nos toca a los dueños de perrunos es recoger las cacas que dejan cuando salimos a pasear. No es la tarea más glamorosa de la vida, pero, como se ve en la imagen de este post, hasta las princesas europeas lo hacen. Así que no hay excusa. Bolsitas y jabón gel son el nuevo must de las carteras.

Además, en esta época está harto más fácil ser responsable de los cacúmenes de nuestras mascotas, porque en varias comunas te facilitan bolsitas y si no estás en una de esas comunas, la verdad es que comprar mini bolsas para andar trayendo es ultra accesible.

En otros tiempos, cuando tenía al Tommy (my beagle guatoncillo y altamente cagón) y no existían todas estas facilidades, Continuar leyendo “Recoger la caca con glamour”

Vamos a estar en Expopets Vitacura!!!!!

image

Por fin MI AMIGO TOTORO irá a su primera Feria!!! Se trata de EXPOPETS VITACURA, que se realizará el sábado 7 y domingo 8 de mayo en Los Cobres de Vitacura (Av. Vitacura 6780).

Llevaremos nuestros mejores productos ya conocidos, y productos nuevos también!

Para nosotros es un sueño el poder participar de este tipo de eventos, hacernos más conocidos y tratar de crear conciencia sobre la tenencia responsable de animalitos. Así que estamos felicesssss!!!!!!

No dejen de visitarnos!!!! ♡♡♡♡♡

Nuevos productos a la venta!

Habemus nuevos productos en Mi amigo Totoro!!!! Como siempre, Totoro y Lucas (el perro de mis padres) han sido mis conejillos de indias para comprobar la calidad de los productos. En caso de estar interesados manden un mail a miamigototorochile@gmail.com o un whatsapp al +56990355757

Los despachos se hacen en estaciones de metro 😉

image
Cinturón de seguridad para auto (se engancha al arnés) $4.000
image
Correas retractiles para divas $7.000
image
Correas retractiles $5.000

image

image
Cepillo de pelo para perrunos chascones $2.000
image
Juguete huesito $3.000
image
Juguete argolla $2.000

Denuncia: no a la violencia!!

Ayer fui testigo de un acontecimiento muy violento y creo que es necesario contarlo para que tomemos consciencia de la violencia que nos rodea:

Paseando con Totoro en plaza Ñuñoa me pareció escuchar un altercado algo agresivo entre una pareja que jugaba con su perro y un viejo pesado que los retó se manera muy poco cortés. Huí del lugar rápidamente cuando escuché a una señora decir “parece que el señor que los retó tiene un arma”…. aunque en su momento me fui solo por si acaso, porque la verdad no creí que pudiera ser verdad (osea, los involucrados se veían muy normales). Pero me acaban de mandar esto y me doy cuenta de que ERA VERDAD!!! Por favor lean:

image

image

image

Este texto los escribió la mujer que fue agredida por el viejo (que sale en la última foto).

Es inaceptable que haya gente así de agresiva en las calles.

Repudiemos activa y públicamente la violencia injustificada.

Saludos,

N.

Yo te recuerdo

No hay nada romántico acerca de la muerte. No es bella, ni como la muestran en las películas cuando un héroe dice exactamente las palabras que debe decir antes de dar un último respiro.

Esta madrugada, mi abuelita murió, tras una dolorosa batalla contra el cáncer. Para nuestra tranquilidad, se fue apaciblemente en su sueño, y estábamos con ella. Pero fue triste. Es triste. La idea de no verla más, no ir con ella a la playa, no escucharla reir o escuchar la tele al máximo de volumen se siente resignada, pero vacía.

Mi luto había comenzado antes de esto, lamentablemente. Mi abuela tenía alzheimer y a la primera persona que olvidó, fue a mí. Un día de la nada me empezó a decir Silvia. Creía que yo era una de sus primas. Eventualmente me recordó, pero ahí me di cuenta de que la abuela que había conocido hasta entonces no volvería.

Pese a eso, yo la recuerdo. Recuerdo sus ojos sonrientes cuando era chica e íbamos junto a ella, mi hermana y mi abuelo a la playa. Su voz severa cuando nos portábamos mal y decía que habíamos dado “la nota alta” en una situación. Sus infaltables vestidos y chalas de taco chino rojo en verano. Sus manos suaves y femeninas, que yo quería imitar, solo para fracasar en el intento, porque en verdad me parecía más a mi abuelo y me iba a meter a su taller, quedándo llena de grasa.

Abuelita, el camino hoy nos ha separado. Pero estoy segura de que el abuelito te debe haber venido a buscar y que esto es lo mejor,  ya que lo que tuviste en los últimos meses no era la vida que te merecías. También estoy segura de que nos volveremos a encontrar. Agradezco que hayas podido ir a mi matrimonio, conocer a Totito (a quien llamabas “el gatito” y me preguntabas por qué era tan chico), cuidarme y darme amor, cuidarme cuando me enfermaba, acompañarme y aconsejarme en los malos ratos.

No puedo decir “te voy a extrañar”, porque ya te extraño hace tiempo. Y sé que muchas veces no fui una buena nieta. Lo siento mucho. Y aunque ya te dije muchas de estas cosas mientras estabas viva, quería repetirlo. Sólo que tu sabes que no se me da mucho el hablar en público y esta es la única forma menos privada que tengo de decirte adiós. O más bien, hasta pronto.

Siempre estarás conmigo. Yo te recuerdo. Yo te recordaré por siempre.

N.

Perrunos callejeros y el mal tiempo

image

Con estas lluvias que llegaron, se ha puesto en carpeta -al menos en las redes sociales- el tema de la importancia de ayudar a los perrunos callejeros a sobrellevar el mal clima,  ya sea acogiéndolos en nuestras casas si podemos, o construyéndoles casitas para pasar el mal tiempo.

Así como las personas en situación de calle, los perrunos y gatos abandonados sufren con el mal tiempo. Lo malo es que para ellos no hay ningún Hogar de Cristo, ni refugio masivo que los acoja. Y más encima, hay gente mala que sigue botando animalitos a la calle como si fueran parte de la basura. Es terrible.

La verdad es que cada vez que veo a mi Totoralillo dormir calentito, feliz en su cama (o más recurrentemente, en mi cama), pienso que hay tanto animalito que pasa frío, que no recibe amor y se me parte el corazón, en serio.

En fin, fuera de sentimentalismos y pasando a la acción: a partir de la realidad de los animalitos callejeros, se han ido creando varios grupos que se están organizando para ir en su ayuda, construyendo casitas de bajo costo como la de la foto. Yo creo que voy a unirme a un grupo de mi zona ¿a ustedes les tinca unirse? Si les tinca búsquenlos en el grupo SOS amo los animales Chile o Una casa para 4 patitas (ahí yo vi los grupos armándose) o en otros grupos animalistas.

Igual es cierto que esto es una solución parche al tema de los animalitos abandonados. Pero en situaciones extremas, los parches pueden ser de utilidad.

¡Ayudemos a los perrunos en apuros!

Un abrazo.

N.

Gente agresor

image

Hoy un perro casi mordió a Totoro. Y por defendelo, mucha gente casi me muerde a mí. Esto es una historia de GENTE AGRESOR.

Hoy fuimos a visitar a mi suegra, que vive en la salida de la ciudad. Muy lejos. Y en el camino, a Gabriel (my husband) se le ocurrió pasar a comprar tinta para la impresora en uno de esos lugares no recomendados por los fabricantes de impresoras, que te rellenan los cartuchos. Pasamos y como ibamos con Toto, y había sido un largo camino, me bajé con él para que estirara sus patitas.

La tienda quedaba en una especie de feria, así que mientras Gabriel iba a comprar, Toto y yo caminamos. Todo bien, hasta que un perro mestizo grande se nos acerca y zas! trata de morder a Toto, no jugando, sino que en malas. Horrors! La sangre se me heló, tuve un reflejo de spiderman máximo y lo subí a mis brazos, a la vez que alejaba al otro perro con mi pie. “No!”, le dije y, por suerte, el perro se alejó. Uf… Pero mi stress ni siquiera había empezado.

Un segundo después de que pasara esto, una tipa de una tienda me dijo “oiga señora, ¡¿por qué le pega al perro?!”. WTF?!!

-Perdona, no le pegué en verdad. Lo corrí con la pierna porque se acercó a morder a mi perro. Mira, es chico. Lo mata si lo muerde- le respondí, tratando de explicar la situación.

-No, señora. Yo lo vi PATEARLO- me dijo. En este minuto, tengo q reconocer que entre lo pesada de la mina, que insistiera en que pateé al perro siendo que solo lo corrí, y el que me hubiera dicho señora ya dos veces, ya la odiaba un poco.

-Te juro que no lo pateé. Solo fue una reacción porque el perro se acercó a morder al mío- recalqué, tratando de mantener un tono amable.

-Oiga, si yo vi que no le hizo nada. No mienta- dijo. Y, para rematar, un tipo de la tienda de al lado que ¡en serio acababa de llegar!, la apoyó, diciendo “Oiga, si sabemos que es mentira que el perro quería morder al suyo!!!!”.

Excuse me? “VIEJO DE &$#@$, usted ni siquiera estaba aquí cuando pasó”, pensé.

En ese minuto en verdad me enojé. Osea “¿no mienta?”…y más encima me acusan de maltratar a un perro! Algo que yo jamás haría. En verdad me dieron ganas de mandarlos a la chucha. Pero ¿para qué rebajarse? Aparte que mejor no meterse con gente pendenciera, capaz que te saquen la filosa. Mejor les dije “ok. Lo siento si se sintieron agredidos” y me fui. A pesar de que pensé que eran unos imbéciles.

A la salida de la feria, otro locatario me preguntó qué había pasado y le dije. Me contó que el perro que había querido morder a Totoro era viejo y que la gente de la feria lo cuidaba mucho y quizás por eso se habían enojado tanto. La verdad, no lo encuentro suficiente razón para ser así de agresor (y mitómano, por lo demás), pero agradecí la explicación.

¿A qué viene esta historia? A que, si bien yo soy una fiel defensora de los animales, creo que la gente a veces es demasiado agresiva. Osea, por defender a mi perro enano de un mordisco que podría haberlo matado, me trataron casi como a ese tipo que colgó a su perro de la camioneta mientras andaba. Quizás a cuánta gente más le haya pasado esto. Osea, por favor, bajemos las revoluciones y escuchemos la explicación del otro antes de quemarlo en la hoguera, hombre! Si seguimos así nos vamos directo a la Tercera guerra mundial, mejor.

Sorry, pero por más que ame a los animales, si un perro trata de morderme a mí o a los que amo, los voy a defender. Eso se llama autodefensa , no maltrato. Y sorry, pero el que no entiende eso, es bien aweonado.

Eso por hoy. Aún estoy molesta.

Be safe,

N.