Yo te recuerdo

No hay nada romántico acerca de la muerte. No es bella, ni como la muestran en las películas cuando un héroe dice exactamente las palabras que debe decir antes de dar un último respiro.

Esta madrugada, mi abuelita murió, tras una dolorosa batalla contra el cáncer. Para nuestra tranquilidad, se fue apaciblemente en su sueño, y estábamos con ella. Pero fue triste. Es triste. La idea de no verla más, no ir con ella a la playa, no escucharla reir o escuchar la tele al máximo de volumen se siente resignada, pero vacía.

Mi luto había comenzado antes de esto, lamentablemente. Mi abuela tenía alzheimer y a la primera persona que olvidó, fue a mí. Un día de la nada me empezó a decir Silvia. Creía que yo era una de sus primas. Eventualmente me recordó, pero ahí me di cuenta de que la abuela que había conocido hasta entonces no volvería.

Pese a eso, yo la recuerdo. Recuerdo sus ojos sonrientes cuando era chica e íbamos junto a ella, mi hermana y mi abuelo a la playa. Su voz severa cuando nos portábamos mal y decía que habíamos dado “la nota alta” en una situación. Sus infaltables vestidos y chalas de taco chino rojo en verano. Sus manos suaves y femeninas, que yo quería imitar, solo para fracasar en el intento, porque en verdad me parecía más a mi abuelo y me iba a meter a su taller, quedándo llena de grasa.

Abuelita, el camino hoy nos ha separado. Pero estoy segura de que el abuelito te debe haber venido a buscar y que esto es lo mejor,  ya que lo que tuviste en los últimos meses no era la vida que te merecías. También estoy segura de que nos volveremos a encontrar. Agradezco que hayas podido ir a mi matrimonio, conocer a Totito (a quien llamabas “el gatito” y me preguntabas por qué era tan chico), cuidarme y darme amor, cuidarme cuando me enfermaba, acompañarme y aconsejarme en los malos ratos.

No puedo decir “te voy a extrañar”, porque ya te extraño hace tiempo. Y sé que muchas veces no fui una buena nieta. Lo siento mucho. Y aunque ya te dije muchas de estas cosas mientras estabas viva, quería repetirlo. Sólo que tu sabes que no se me da mucho el hablar en público y esta es la única forma menos privada que tengo de decirte adiós. O más bien, hasta pronto.

Siempre estarás conmigo. Yo te recuerdo. Yo te recordaré por siempre.

N.

Anuncios

2 comentarios sobre “Yo te recuerdo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s