Las diferencias del grooming perruno en distintas razas

image

Cada perro es un mundo y con cada uno, hay ciertos temas que van a aparecer, que antes no había ni existido. Y otros van a desaparecer. Sólo con la experiencia lo sabremos.

Por ejemplo, en temas de mani-pedi perruna, cuando tenía a Tommy (mi beagle), el tema de las uñas básicamente no era tema. Yo estaba al tanto de que hay un nervio con vena dentro de la uña y que no había que cortar ahí. El susodicho tenía las uñas transparentes:  yo podía ver donde empezaba la vena, así que sus manicure y pedicure eran bastante fáciles. Y cuando llegó Toto, yo me sentía una experta….hasta que vi que sus uñas eran NEGRAS! ¿Cómo iba a saber dónde empezaba la vena? Así que hasta el día de hoy hago que se las corten en la veterinaria, ya que me da demasido nervio!

Por otro lado, la limpieza de Tommy era un mega tema. Este guatón pelechaba como si le pagaran por ello y por ende, todas mis cosas siempre tenían pelo (y baba, pero eso ya es más transversal). Y bañarlo….ese sí que era tema. Porque sus pelos eran tantos, que tapaban las cañerías, así que tenía que poner filtros  y limpiarlos cada tres segundos para que no se me empezara a salir el agua de la tina…. ah y olvidate de bañarlo con la misma ropa con que pensabas estar después, porque el nivel de pelo y olor a perro mojado que quedaba tras un baño era digno de lavado intensivo hasta para los calzones que estuvieras usando.

Con Toto, eso no es un problema. Es tan enano, que me demoro 15 minutos en bañarlo y tenerlo seco y listo. Y no pelecha nada.

En favor de Tommy, debo decir que él disfrutaba de su baño, mientras que Toto lucha contra el agua, la toalla, el secador, etc. La mugre, al parecer, es su amiga jaja.

También esta el item “peluquería”. Ese tema con Tommy no existía. El tenía que peinarse y punto (ojalá hubiera conocido los furminator en ese entonces!!).
Con Toto este tema tampoco existe aún, porque no le ha crecido tanto el pelo (todavía sobrevive con los cortes de chasquilla que le hago yo para que pueda ver), pero es un tema que voy a tener que considerar a futuro, cuando se vuelva pelucón.

Y finalmente, está el item “moda”. A pesar de que es medio rebelde a veces, Toto me deja vestirlo y le tengo parkas, chalequitos, chaquetitas, etc. El Tommy en cambio, era hueso duro de roer. Nunca en la vida me dejó ponerle NADA! No importaba si había -20°C, él no se ponía nada. Y si yo le ponía algo, se lo sacaba. Y lo rompía.

Una vez logré ponerle un chaleco y se quedó quieto…yo celebré!!! “Por fin me dejaste vestirte!”, le decía, saltando a su alrededor. Y de pronto, Tommy se cae de lado, hecho una tabla. La razón por la que no se movía era que el chaleco le quedaba TAN chico, que no se podía mover. Hubo que cortar el pobre chaleco para liberarlo….aún me da risa cuando me acuerdo.

En fin. Cada perruno es un mundo aparte. Y es muy lindo ir descubriendo sus singularidades….aunque me siga dando terror cortarle las uñas a Toto. Espero aprender algún día jaja

Best wishes,

N.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s