La importancia de la vacunación en perros y gatos

Así como nosotros, los humanos, nuestras mascotas necesitan una rutina de cuidado médico, en el cual una parte muy importante son las vacunas.

Para recordarles la frecuencia de las vacunas, aquí un calendario de vacunación perruna:

Fuente: http://www.clinica-veterinaria.cl

Un poco de información sobre la vacuna óctuple:

Fuente: https://www.guioteca.com/mascotas/vacunas-para-perros-lo-que-hay-que-saber/

Por el lado de la vacuna antirábica, es importante recalcar que no sólo protege la salud de tu can? Sino que tu certificado de vacunación anual es tu acreditación en caso de que tu perro llegara a morder a alguien o si se metiera en problemas. Así que es ultra importante hacerlo! 

Y para los dueños de gatos, también tenemos un calendario de vacunas:

Fuente: http://www.clinica-veterinaria.cl

Esta info por ningún motivo quiere reemplazar el importante consejo de nuestros vets, que son el pilar en que los padres de animales nos apoyamos. Es sólo para recordarles y crear consciencia de la importancia de estas rutinas de salud! Sigámoslas y ayudemos a nuestras mascotas a estar felices y sanitas.

Espero que les ayude la info.

With ♡

N.

Anuncios

Perros y su aporte a la salud

Mi pequeño enfermero en un momento de siesta.

Un perro no sólo es tu mejor amigo. También puede ser el mejor enfermero que podrías llegar a necesitar.

La semana pasada me enfermé y me asusté mucho. Me había dado cistitis, una enfermedad que siempre me hace sufrir demasiado, ya que cuando más chica me dio por un año de forma crónica, por lo que cuando recaigo me muero de miedo de que lo que hacía que me diera siempre vuelva. 
En fin, desperté la madrugada del lunes muy adolorida y me quise morir. Me quedé el lunes y martes en cama y luego empecé a levantarme de a poco. Mi marido me cuidó, mi mamá me fue a ver, mi papá y mi hermana chequeaban constantemente cómo estaba. Pero alguien no se separó de mí desde el comienzo: Toto.

Usualmente cuando uno se enferma, necesita ayuda en un primer momento no más (a no ser que sea algo muy grave). Luego vas al doctor, te da remedios, te empiezas a sentir mejor…. pero lo que sigues necesitando es el apoyo moral. Y usualmente uno no está acompañado en esa parte y en mi teoría, uno mejora mucho más rápido y mejor con energía positiva y contención alrededor. Osea, no es sólo MI teoría, pero yo la apoyo demasiado. Los perros (igual que otros animales que se usan para terapia, como caballos) te dan contención y amor incondicional. Es por eso que los usan en terapias para gente con depresión, gente con discapacidades, e incluso niños que han sufrido abuso.

Los dueños de mascotas tenemos la suerte de tener esa contención en un ser que ya está en nuestra familia. Claramente mi cistitis no era nada tan grave como las enfermedades que nombré, pero mi miedo a que me diera crónicamente de nuevo igual me asustó. Toto ayudó demasiado en la gestión de ese miedo:  desde que me levanté en medio de la noche y lloré de dolor hecha una bolita, Toto estuvo al lado preocupado, aunque le decía que se fuera a dormir (eran como las 3 am). Mientras estuve en cama, no se separaba de mi lado, incluso si estaba aburrido. Sabía que no estaba ok. Usualmente si paso mucho rato tirada en la casa y no lo saco, alega para que salgamos. No era el caso. Se notaba mucho que me estaba cuidando. Era adorable. Y si me ponía nerviosa, me lamía la cara, como diciendo “calma, todo estará bien”. 

Me hizo acordar a Tommy, mi perro hermano, cuando estaba en el colegio y llegaba del colegio tras un mal día. Él SIEMPRE se daba cuenta, incluso si no decía nada y ponía su cabeza sobre mis piernas y me acompañaba hasta que me sintiera mejor. 

Los perros, por más que los menos dog lovers nos digan que “son sólo animales”, son demasiado intuitivos, capaces de mucho amor y muy incondicionales. Es por eso que muchas veces terminan siendo más amigos que nuestros amigos humanos. Es por eso que quienes tenemos la suerte de contar con un hijo o hermano perruno (y lo vemos como tal), tenemos que darnos con una piedra en el pecho por lo afortunados que somos. Tenemos amor. No estamos nunca solos en el mundo, ya que siempre está nuestro amigo perruno esperándonos en casa, listo para lamernos toda la cara.

Al menos yo, me considero afortunada. La vida ya me ha entregado a dos perritos hermosos que me han acompañado en la vida. Y aunque uno de ellos ya no está conmigo, el amor que me entregó siempre está en mi corazón. Y así nunca estoy sola.

N.

Lugares pet friendly en el Cajón del Maipo

Hola a todos! Este fin de semana largo hice mi segundo viaje con Totoro, no muy lejos la verdad (al Cajón del Maipo). Pero los que somos dog lovers sabemos lo difícil que es encontrar lugares en que nos dejen entrar con nuestros canes (y que  no nos miren con cara de culo cuando ya estamos adentro). Así que al planificar este paseo, con mi marido buscamos minuciosamente lugares que aceptaran perritos, para que nuestro perri-hijo no se sintiera excluído. Aquí les comparto un review de todos los lugares que visitamos para comer y hospedarnos, por si quieren ir a esa zona con sus canes.

1. HOSTAL CHIKIYAN

Este hostal tiene como política aceptar perros, y ellos tienen varios perrunos también (los cuales eran muy amistosos por cierto. Toto hizo varios amigos). Como puntos positivos, la gente que atiende es muy amable, dan un desayuno muy bueno, las piezas son lindas, la limpieza es correcta y la vista es preciosa. 

Como puntos  negativos: el hostal está literalmente en la punta de una loma a la que hay-que-llegar-en-auto porque de noche es muy oscuro. No tiene tv (a mi marido no le molestó eso, pero juro que había ratos en que la extrañé jaja. Soy demasiado citadina). Y la escalera que da a las piezas es de fierro y a Toto le daba mucho vértigo. Lo tenía que bajar en brazos, tieso de miedo.

Nota: 6

Dónde encontrarlo: Camino el Volcán 11744. http://www.chikiyan.cl

2.RESTAURANT ANTIGUO SUEÑO

Este restaurant es increíble en ambiente, son todos super amables, tienen una tienda de antiguedades y dejan entrar a los perrunos adentro (no solo a la terraza, me refiero)! La carta no era muy extensa, pero comí un pastel de papas vegetariano y un helado artesanal MUY RICOS. Lo que sí, odian a todos los de la empresa Aes Gener (la que está haciendo Alto Maipo), así que si trabajas ahí, abstente.

Nota: 6.5

Lo puedes encontrar en: Camino al Volcán 10860

3. TRATTORIA CALYPSO

Aquí se puede ir con perro sólo a la terraza y con el perro amarrado. El terreno en que está instalado el reataurant es muy lindo, con mucho espacio, juegos para niños, una zona de espera con un bar (luego supe que esto último es porque te hacen esperar demasiado). 

Puntos a favor: La comida era muy rica. Me comí unos ñoquis al pesto para morirse.

Puntos en contra: Era caro y nos hicieron esperar MUCHO (más de una hora y media! Yo me habría ido, pero como estaba ese barcito, nos quedamos). Además, pese a que nuestro mesero era muy buena onda, se notaba que estaba más solo que náufrago atendiendo las mesas y le faltaban manos. Así que no creo que vuelva ahí a no ser que un día esté en el cajón a mitad de semana, cuando no haya NADIE.

Nota: 4.8 (por la espera eterna, porque los ñoquis estaban buenos. Ñam)

Lo pueden encontrar en: Camino al Volcán 9831.

4. CAFÉ EL MONO

Un café en terraza, al lado de la plaza central de San José de Maipo. Por lo que entendí, dejan entrar perrunos “a criterio”, osea, si se portan bien. Tienen Marley Coffee, tortas, helados, empanadas y sanwiches estilo churrasco. No es un súper acontecimiento culinario, pero está bueno.

Nota:5.5

Lo pueden encontrar en: Calle uno sur 0151, San José de Maipo


5.SALÓN DE TÉ ORQUÍDEA

Este salón de té sólo admite perros chicos, así que lo consideraré semi pet friendly. Pero tienen una torta llamada “torta de la abuela” que está increibleeeee…babeo de sólo acordarme de ella. Vale la pena darse una vuelta jaja

Nota: 5 ( pero 7 a la torta!)

Lo pueden encontrar en: Camino al Volcán 10830-A

Más adelante añadiré los lugares pet friendly que visité en mi primer viaje con Toto, que fue a La serena el año pasado. Y cuando vaya a otros lados los añadiré.

Saludos!

N.

Nada es para siempre

Hay recuerdos que tengo marcados en la frente de Tommy, mi beagle, quien fuera mi mejor amigo por 17 años. El primero es cuando lo fui a ver al canil donde lo elegí y parecía un ratoncito. Era adorable. El último es cuando tuve que decirle adiós. Parecía  dormido, pero no. Mi corazón se demoronó en mil pedazos y sentí un dolor que no recordaba desde la muerte de mi abuelo. Y entendí que nada es para siempre. O que nadie se queda para siempre.

Tommy fue un ángel en mi vida. Me hizo muy feliz por años y sé que él también fue feliz. Era astuto y tenía “personalidad Riquelme”, como a mi me gustaba llamarlo. Si él se molestaba, se retiraba, indignado. Pero si estaba a gusto, se quedaba. Era leal a morir, pero politicamente incorrecto. A veces era mal genio. Era glotón. Era un Riquelme!….Me gusta imaginar que subió a una nube en el cielo y le pateó el trasero a Dandy, un perro de mi mamá que basada en sus historias, básicamente podemos decir que era un perro superdotado y que siempre le hacía sombra al pobre Tommy jaja… y luego se acomodó en su nube blandita y se puso a mirar qué seguíamos haciendo acá abajo.

Lo malo del “nada es para siempre” es que aunque sé que mi vida tampoco es para siempre, mi amor y mi añoranza sí es eterna. Yo extraño a Tommy. Me acostumbré a la idea de que ya no está acá, pero lo extraño. Y hoy cuando veo a Totito y pienso en el “nada es para siempre”, me da terror la idea de no tenerlo, de volver a sentir ese dolor punzante y oscuro que me rodeó tras la muerte de Tommy.

Pero aquí está la parte buena del “nada es para siempre”: por más que duela, esa sensación de deseperanza, de que te vas a morir de pena, pasa. Y lo que queda son los buenos recuerdos y el amor. Eso es lo único que no se acaba nunca.

El amor es lo único que no se muere. Así que no teman a dar y recibir amor.

Y Tommy…ya nos volveremos a ver, pequeño sibarita. I ♡ U

N. 

Contradicciones

Odio los días grises y fríos. Pero amo el sol al amanecer y en su ocaso en cualquier estación.

Odio que me apuren. Pero odio la lentitud.

Odio los prejuicios. Pero yo también los tengo.

Odio que la gente sea intolerante. Pero tampoco eso significa que yo los ame a todos (aunque sí respeto a todos).

Odio ser infeliz. Pero no siempre encuentro el amor por mi misma que hace encontrar la felicidad.

Amo a los animales. Y odio no haber podido aun dejar de comer carne.

Amo aún más a los animales. Pero también amo todos los lácteos (sorry a las vacas del mundo) y esa sí que se me hace difícil.

Amo a mi familia, aunque  a veces no me entienden nada.

Amo a Totoro.  Ahí no hay pero. Su amor es demasiado incondicional para poner un pero.

La vida está llena de demasiadas contradicciones, dolores, alegrías, sufrimientos, rabias, depresiones, euforias, etc. Pero lo que queda es el amor. Quedémonos con eso. Lo otro se puede ir arreglando en el camino.

Tengan un súper fin de semana.

N.

The dark side of business

image

Comenzar un negocio es emocionante. Es demasiado entretenido, especialmente si lo haces en un área que amas como yo. Cuando yo yo digo que soy demasiado feliz cuando veo a un perro y a su amo felices, juro por Dios que lo digo demasiado en serio ¡Me encanta!…. Lo mismo con mi premisa de que no le vendería a nadie algo que yo misma no usaría con mi can (osea, puede ser que haya cosas que por estilo yo no usaría, pero nada que no usaría por seguriad o algo así). Así que amo haberme metido en este negocio.

La parte que no amo es la parte contable….es una lata.  Para quienes me conocen, no es sorpresa que los números y yo no nos llevamos demasiado bien. Pero por eso mismo, he puesto especial empeño en llevar ordenadamente mis libros contables (estrellita para mí). Lo malo es que cuando no te equivocas tú, se equivoca el del otro lado y te caga!!! Ahora mismo mientras escribo esto, estoy sentada en una sala de espera del Servicio de Impuestos Internos esperando a que me rectifiquen mi primera declaración de IVA, porque un proveedor sacó mal el neto y el iva en su factura, pero el total final estaba bien. Y yo, la pava, nunca caché….hasta ahora. Uggg… welcome to the dark side of business.

Quizás hay gente más administrativa que encuentra que esto es nada, pero yo lo encuentro la lata más latera de la vida. Pero sé que voy a tener que lidiar con esto si quiero tener un negocio, así que espero “amigarme” más  con el tema.

En fin, todos mis “asesores” (suena tan presidencial eso) me han dicho que es un error tonto, pero muy de principiante y que probablemente no me pasará de nuevo y todo será mucho más fluido a futuro. En serio espero que sea así, porque me muero de lataaaaa (y por lo que veo en las caras de quienes están sentados cerca mío, ellos tampoco están felices de estar aquí).

Wait… Acaban de llamar a mi número…. ¡por fin mi declaración está buena! Haleluya hermanos! Jajajja

Espero que tengan un buen finde! Yo sé que lo tendré tras haberme sacado este cacho de encima jaja

Xoxo!

N.

Las diferencias del grooming perruno en distintas razas

image

Cada perro es un mundo y con cada uno, hay ciertos temas que van a aparecer, que antes no había ni existido. Y otros van a desaparecer. Sólo con la experiencia lo sabremos.

Por ejemplo, en temas de mani-pedi perruna, cuando tenía a Tommy (mi beagle), el tema de las uñas básicamente no era tema. Yo estaba al tanto de que hay un nervio con vena dentro de la uña y que no había que cortar ahí. El susodicho tenía las uñas transparentes:  yo podía ver donde empezaba la vena, así que sus manicure y pedicure eran bastante fáciles. Y cuando llegó Toto, yo me sentía una experta….hasta que vi que sus uñas eran NEGRAS! ¿Cómo iba a saber dónde empezaba la vena? Así que hasta el día de hoy hago que se las corten en la veterinaria, ya que me da demasido nervio!

Por otro lado, la limpieza de Tommy era un mega tema. Este guatón pelechaba como si le pagaran por ello y por ende, todas mis cosas siempre tenían pelo (y baba, pero eso ya es más transversal). Y bañarlo….ese sí que era tema. Porque sus pelos eran tantos, que tapaban las cañerías, así que tenía que poner filtros  y limpiarlos cada tres segundos para que no se me empezara a salir el agua de la tina…. ah y olvidate de bañarlo con la misma ropa con que pensabas estar después, porque el nivel de pelo y olor a perro mojado que quedaba tras un baño era digno de lavado intensivo hasta para los calzones que estuvieras usando.

Con Toto, eso no es un problema. Es tan enano, que me demoro 15 minutos en bañarlo y tenerlo seco y listo. Y no pelecha nada.

En favor de Tommy, debo decir que él disfrutaba de su baño, mientras que Toto lucha contra el agua, la toalla, el secador, etc. La mugre, al parecer, es su amiga jaja.

También esta el item “peluquería”. Ese tema con Tommy no existía. El tenía que peinarse y punto (ojalá hubiera conocido los furminator en ese entonces!!).
Con Toto este tema tampoco existe aún, porque no le ha crecido tanto el pelo (todavía sobrevive con los cortes de chasquilla que le hago yo para que pueda ver), pero es un tema que voy a tener que considerar a futuro, cuando se vuelva pelucón.

Y finalmente, está el item “moda”. A pesar de que es medio rebelde a veces, Toto me deja vestirlo y le tengo parkas, chalequitos, chaquetitas, etc. El Tommy en cambio, era hueso duro de roer. Nunca en la vida me dejó ponerle NADA! No importaba si había -20°C, él no se ponía nada. Y si yo le ponía algo, se lo sacaba. Y lo rompía.

Una vez logré ponerle un chaleco y se quedó quieto…yo celebré!!! “Por fin me dejaste vestirte!”, le decía, saltando a su alrededor. Y de pronto, Tommy se cae de lado, hecho una tabla. La razón por la que no se movía era que el chaleco le quedaba TAN chico, que no se podía mover. Hubo que cortar el pobre chaleco para liberarlo….aún me da risa cuando me acuerdo.

En fin. Cada perruno es un mundo aparte. Y es muy lindo ir descubriendo sus singularidades….aunque me siga dando terror cortarle las uñas a Toto. Espero aprender algún día jaja

Best wishes,

N.